“Los científicos dicen que estamos hechos de átomos, pero a mí un pajarito me contó que estamos hechos de historias” – Eduardo Galeano

Algunos de los pasos que me trajeron hasta aca:

  • En 2016, luego de un prolongado invierno, empecé a buscar saberes en otras culturas. Así fue que conocí la medicina china y estoy estudiando digito puntura.
  • En el 2015 di paso al costado de la cooperativa y me tocó acompañar a mi perro en un tiempo enfermedad, algo que fue muy angustiante para mi. Encontré algunos chispasos de luz aprendiendo magia, en una escuela de magia.
  • Fui scout, desde ese entonces me gusta la montaña y la vida en la naturaleza, aprendí a quererla andando. Donde vuela el condor es una forma de contarlo.
  • Tomé algunas clases de dibujo en un centro cultural cerca de casa (mis compañeros más viejos estaban por irse de viaje de egresados de primaria). A veces me gusta dibujar.
  • Durante 2013-2015 con unos amigos compartimos la mesa de trabajo y armamos una cooperativa. Entre las muchas cosas que hicimos está este loco proyecto llamado de mentes libres, algo que sin duda dejó huellas en todos nosotros.
  • Durante 2012-2013 viví en el invierno/primavera de Austria, Bariloche y Austria, aprendiendo esquí de travesía y sobre la libertad de las cimas.
  • Tenía sembrada la duda sobre que podíamos hacer los profesionales por un mundo mejor (menos desigual). En 2012 conocí a una gente increíble, los amigos del proyecto Nahual, y me sumé a ellos en Bariloche.
  • En 2009, luego de trabajar durante años en organizaciones donde las personas son solo un engranaje más de una maquinaria inmensa, encontré una mirada refrescante en la comunidad de ágiles, con quienes descubrí que enseñar y aprender son el mismo acto.
  • Escribí mi primer programa a los 12 años, un tiro al blanco en q-basic.
  • De chico me gustaba armar cosas con rastis y decía que de grande quería ser inventor
compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone